La educación como práxis transformadora

  • Webmaster

Por Sandra Milena Franco Patiño

Las diversas, difíciles y complejas condiciones sociales, económicas, políticas y culturales que han vivido los países considerados “subdesarrollados” o en “vías de desarrollo”, han constituido la  motivación  para  que  intelectuales,  académicos  y  pensadores discutan las causas de estas condiciones materiales  de  vida  y  propongan  diversos  métodos  de  acción  para  enfrentarlas,  superarlas  o  transformarlas. Por ello, es necesario volver sobre el legado de algunos de estos intelectuales latinoamericanos, quienes  con  su  formación  académica  y  su  práctica  política demostraron que el cambio, desde y con los sectores oprimidos de la sociedad, es posible.

Dos de los métodos más representativos en Lati-noamérica son la Investigación Acción Participativa —en adelante IAP—, propuesto por  Orlando  Fals  Borda  en  el  contexto  colombiano,  y  la  Educación  como  práctica  de  libertad  —compren-dida  como  educación  popular—  propuesto  por  Paulo  Freire  en  el  contexto  brasileño.  Ambos  pensadores,  además  de  poseer  una  formación  académica  y  una  trayectoria  intelectual  ,  se  distinguieron  por  el  contenido  político  de  sus planteamientos, orientados a romper con el orden social, económico y político que fundamenta y estructura las relacio-nes de la sociedad a la que pertenecían, y por concebir la educación como la estrategia fundamental para que las personas alcancen su humanización: una sociedad humanizada caracterizada por su autonomía, por el mantenimiento de una identidad nacional autóctona, ligada a los intereses y necesidades concretas de su población, capaz de ofrecer las condiciones para la igualdad y la justicia social.Ante la relevancia y el reconocimiento alcanzado por las ideas de estos pensadores en la región lati-noamericana2, y la influencia que ejercieron en la generación de propuestas de acción transformadora, este artículo de reflexión se propone rescatar la tradición del pensamiento de Paulo Freire y Orlando Fals  Borda,  quienes  postularon  la  educación  como  eje  fundante  para  la  liberación  y  la  transformación  de las sociedades.

El interés por relevar los conteni-dos  políticos  de  este  pensamiento  crítico  centrado  en los dos autores, se fundamenta en la vigencia de sus  planteamientos,  en  contraposición  al  discurso  hegemónico  dominante.  Tal  discurso  dominante,  sostiene que en las sociedades neoliberales no existe dominación  ni  opresión,  y  que  estas  han  pasado  a  ser  categorías  rezagadas  del  pensamiento  marxista  o  “comunista”,  popularizado  en las décadas del sesenta y  setenta  del  siglo  XX,  que  no  dan  cuenta  de  la  realidad  actual,  y  que carecen de funda-mento ideológico en el contexto de desarrollo moderno y posmoderno de las nuevas sociedades.Un  análisis  crítico  de  tal discurso evidencia que es, en sí mismo, una expresión de la ideología  neoliberal  para  favorecer  el  mantenimiento  del  poder  de  las  clases  dirigentes que se benefician del modelo, menoscabar las posibilidades de lucha de los sectores oprimidos y evitar la sublevación de aquellos sectores que de-mandan una sociedad justa y democrática.Para sustentar este planteamiento, se presenta el contexto sociohistórico en el que se desarrollan las ideas de la IAP y de la educación para la liberación, así como los postulados centrales, los lazos y las bifurca-ciones entre ambos métodos.

Tales postulados son el referente para instalar los desafíos éticos, cognitivos y  prácticos  que  enfrentan  los  profesionales,  parti-cularmente los de las ciencias sociales, quienes por acercarse a la comprensión de los mundos de vida y significación de las personas, están llamados a inter-venir protagónicamente con los grupos que trabajan, no solo para cumplir con los objetivos estipulados por los marcos institucionales, sino como profesionales-actores sociales con compromiso político y capacidad crítica respecto al sistema del que hacen parte. Más aún cuando desde el modelo económico imperante, la formación profesional se presenta como la estrategia para ascender en la escala social, más que como una oportunidad  para  aportar  a  la  construcción  de  una  sociedad que requiere del compromiso decidido de todos los actores sociales en el logro de la igualdad y la equidad económica y social.

Para ver más sobre el tema, descargue el siguiente documento "La educación como praxis transformadora" por Sandra Milena Franco Patiño:

Colegio

  • Nosotros
  • Proyecto
  • Servicios
  • Blog
  • Contacto

Arturo Prat 425
Tel. 63 2 243305
Cel.+56950108547
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Valdivia - Chile


© 2019 Colegio Alcázar, Todos los derechos reservados.
Desarrollado por EfectoVisual.